Hábitos Saludables

Los hábitos de vida saludables

Chiva vestida de fitness cortando frutas, todo hábitos saludables

No me gusta visitar a mi médico, ni ir al hospital y mucho menos que tengan que llevarme al hospital, así que estoy muy interesado en aplicar hábitos saludables en mi vida y así mantenerme sano.

Por eso estoy investigando un poco; he buscado las principales causas de muerte y he generado un esquema en el que he relacionado todos los factores de riesgo de cada una de ellas y con toda esa información he desarrollado los mejores consejos para seguir y mantener hábitos saludables.

Algunas elementos están fuera de tu control (edad, historia familiar, sexo). Pero al resto de factores de riesgo los puedes evitarlos. Y todo el mundo los conoce o debería conocerlos, son: no se debe fumar, beber demasiado o comer mal.

Es interesante, sin embargo, que todas las enfermedades más frecuentes son causadas por los mismos factores de riesgo: fumar, la dieta, el ejercicio, el alcohol y el estrés.

A continuación enumeraré los hábitos que puedes reconvertir en hábitos saludables, y un método sencillo para hacerlo con el fin de tener una vida sana.

Los mejores hábitos saludables

1.    Deje de fumar.

Este es uno de los hábitos no saludables, más importante, ya que afecta a casi todas las principales causas de muerte. También es el hábito más difícil de cambiar. Está lejos de ser imposible. Se puede dejar de fumar y ya sabes la ausencia de un hábito insano, se convierte en uno de los mejores hábitos saludables.

2.  Pérdida de peso (si tiene sobrepeso).

No es exactamente uno de los hábitos saludables; el mejor hábito para perder peso es comer menos. O comer más alimentos que no contienen muchas calorías, como frutas y verduras. El sobrepeso es, justo después de fumar, el peor factor de riesgo para muchas enfermedades.

3.  Ejercicio.

No necesitas que te diga que hagas ejercicio, pero escucha esto: la falta de ejercicio es un factor de riesgo importante para las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares, el cáncer colorrectal, la diabetes, el cáncer de mama, la hipertensión y el colesterol. Si no haces ejercicio, estás buscando una enfermedad grave. Es casi como una píldora mágica: haz un poco de ejercicio todos los días, y estarás sano. No necesitas hacer mucho; empieza con 5 minutos por la mañanay asi incorporas otro de los hábitos saludables.

4.  Bebe con moderación.

Beber mucho es uno de los peores factores de riesgo para muchas enfermedades. Es decir, más de 2 vasos de alcohol al día para los hombres, más de uno para las mujeres. Un vaso de vino tinto es algo bueno, pero si bebes demasiado, aumentas mucho el riesgo de enfermedad.

5.  No comer carne roja y carnes procesadas.

Comer carnes rojas y carnes procesadas con salsas, tocino, conservas, etc., es un factor de riesgo para el cáncer colorrectal, el cáncer de estómago y el colesterol, que en última instancia es un factor de riesgo importante para la enfermedad coronaria y el accidente cerebrovascular. Aunque puede no ser apropiado para muchas personas, hay un creciente cuerpo de investigación que lo defiende. Te recomiendo que te conviertas en vegetariano.

6.  Coma frutas y verduras.

Es obvio, pero es increíble las pocas verduras que come la gente. Comer frutas y verduras reduce el riesgo de varias enfermedades importantes, y es uno de los hábitos saludables más fáciles de adoptar. Comer una ensalada (sin condimentos fuertes, tocino u otras carnes, o queso), añadir verduras a las sopas de verduras, cocinar verduras como guarnición en el almuerzo o el desayuno. Comer fruta para el desayuno y como tentempié.

7.   Reducir la sal y las grasas saturadas e insaturadas.

La sal y las grasas trans o saturadas se encuentran en muchos alimentos procesados o preparados y aumentan el riesgo de hipertensión arterial y de derrame cerebral. A pesar de lo que puede leer aquí y allá en Internet, comer grasas saturadas no son hábitos saludables. Nótese que esto no es controvertido en la comunidad médica, pero la naturaleza «segura» de las grasas saturadas se publicita en las industrias de alimentos y bebidas en particular. Cocina tus propias comidas saludables en lugar de comer alimentos procesados.

8.  Reducir el estrés.

El estrés es un factor de riesgo para las enfermedades cardíacas y la presión arterial alta, que en sí misma es un factor de riesgo para la apoplejía. Simplifica tu día de trabajo para que no te sientas demasiado estresado, y haz deporte para aliviar el estrés, asi consigues adoptar dos hábitos saludables a la vez.

¿Cuales son los hábitos saludables para una vida sana?

  • Deja de fumar,
  • Empieza a correr o hacer cualquier otro ejercicio con constancia.
  • Cambia y mejora tú dieta.
  • Pierde peso.
  • Reduce el estrés,
  • Elimina tu consumo de alcohol.

¿cómo cambiar esos hábitos?

Puedes hacerlo todo se reduce a querer. Cambia tus hábitos progresivamente uno tras otro. Algunos son más difíciles que otros, pero si tienes constancia lo conseguirás. Si tienes una recaída en alguno, no tiene importancia, continúa como si no hubiera pasado nada y finalmente lo conseguirás.

– Cambie sólo un hábito cada la vez.

No importa el hábito que elijas. Pero sólo uno. Querrás hacer más de uno, pero no lo hagas.

– Crea hábitos positivos que disfrutes.

Vuelve a leer la última palabra; si te gusta, cambiar el hábito será fácil. Sustituir el hábito de fumar por hábitos positivos que satisfagan las necesidades que actualmente satisface el tabaco (reducción del estrés, eventos sociales, alivio del aburrimiento, etc.). Reemplaza las carnes rojas por otros alimentos que te gusten.

– Empieza por lo que te sea más fácil.

Sólo hazlo por 5 minutos la primera semana, y trata de ser lo más consistente posible. Entonces, ve a 10 minutos. Un pequeño cambio es de lejos el método más efectivo que he usado para cambiar mis hábitos. Los cambios lentos duran.

– Hazlo público.

Rodeate de gente o encuentra una pareja o grupo que ya tenga ese hábito saludable o que se proponga conseguirlo contigo, así es mucho más probable que lo consigas, además de que te será mucho mas fácil.

De verdad que funciona. El apoyo de una pareja o un grupo te hace conseguir tus objetivos sin lugar a duda.

Conclusión

La vida sana no es imposible, ni siquiera particularmente difícil. Es sólo que es más lento llegar a tener los hábitos saludables de lo que a la mayoría de la gente le gustaría.

Los hábitos anteriores son difíciles de adoptar. Sin embargo, este es el precio que hay que pagar para disfrutar de una vida sana. Tener una vida sana significa que tienes el control total. Que eres capaz de tomar las mejores decisiones debido a la claridad mental que tienes. ¿No crees que vale la pena?