yoga para bajar de peso

Importancia del yoga para delgazar

Por lo general, las personas vinculan el yoga con flexibilidad y relajación, pero pocos saben que también ayuda estabilizar el peso. Cuando una persona está saturada por los efectos del estrés debido a las exigencias de la cotidianidad, lo mandan a tomar clases de yoga. Lo cierto que más allá de ser una disciplina para equilibrar la emociones y liberar las malas energías; proporciona otros beneficios al cuerpo.

Importancia del yoga para adelgazar

La práctica del yoga, suele ser muy importante para el individuo. Existen niveles en esta disciplina, están los ejercicios que son para la relajación, pero no se asocian a lo que entendemos por una actividad física. Y están los ejercicios más intensos cuyo propósito es para tonificar y perder peso; los mismos, exigen esfuerzos físicos, los cuales ayudan a obtener excelentes resultados.

Ahora bien, las clases que demandan más intensidad en sus posturas, proporciona beneficios que ignoramos, pero al conocerlos no dejaremos de realizarlos por eso el yoga es importante por:

  • Incita a la tonificación y desarrollo de la musculatura, ya que exige, que ciertas partes del cuerpo, donde se concentran más grasa demanden esfuerzo.
  • El metabolismo se acelera cuando se realizan posturas intensas, puesto que el ritmo cardiaco aumenta saludablemente.
  • Las calorías se queman.
  • Minimiza el estrés y la ansiedad, que se vinculan al aumento de peso.
  • La circulación sanguínea mejora y se puede tener mejor control sobre la respiración.
  • Beneficia la digestión, por lo que le permite al organismo que absorba los nutrientes de los alimentos y no acumule grasa.

¿Por qué el yoga adelgaza?

yoga para adelgazar espalda

En consecuencia, el yoga es una disciplina, que instruye a concientizar la calma de la mente y para que las emociones transiten mucho mejor. También puede ayudar, a controlar el hambre emocional, a mantener buenos hábitos de alimentación que conlleva a estabilizar el peso.

Tanto así que, después de realizarse algunos estudios el Instituto Nacional de Salud de EEUU llegó a la conclusión de que el yoga aporta diversos beneficios a la persona en el ámbito: social, mental y físico. Además es una herramienta ideal para perder peso.

En definitiva, ¿Por qué el yoga adelgaza? Esta disciplina, esta apta para equilibrar nuestro ser en general, uno de los motivos más relevantes son las posturas que ayudan en la tonificación de los músculos aparte de que el organismo funcione mejor, mejora la circulación y promueve la eliminación de toxina.

Cuando el cuerpo se oxigena más, el organismo mejora su funcionamiento; aumentando las energías tanto psicológica como física, y de esta manera controlamos las ganas de comer. Por otro lado, ayuda a comer de manera consciente, llamado también “mindfuleating” consiste en ganar cada vez más conciencia, sobre el cuerpo y de las emociones, así reconocer cuando sea hambre y nutrirnos con lo que en realidad necesitemos y no ansiedad. Por lo que, cuando nos sentimos satisfechos paramos de comer.

Las posturas del yoga para perder peso

En el yoga existen algunas posturas que ayudan a quemar más grasa y otras que por la exigencia favorecen en mantener un peso más saludable. Entre ellas tenemos las siguientes:

  • Postura bikram: Se debe practicar en un lugar calefaccionado, por un tiempo aproximado de unos 90 minutos. Se realiza una serie, la cual consta de unas 26 posturas, que estimulan el ritmo cardiaco, estas posturas son muy exigentes demandan mucha fuerza física. La cantidad de calorías que se queman es igual como correr.
  • Postura Vinyasa o Astanga: Son posturas, donde te debes mover con mucha rapidez e intensidad. Tanto así, que quemas la misma cantidad de calorías, como en un maratón de correr.
  • Postura Iyengar o Hatha: No requiere tanta intensidad, como las anteriores ya mencionadas; sin embargo, ayudan a perder peso a largo plazo, inclusive aun estando en reposo.

En fin, los maestros de yoga sugieren otras posturas, a aquellas personas que buscan armonizar mente, cuerpo y espíritu. Entre ellas tenemos las siguientes:

  • Postura de la cobra
  • Postura del pez o también llamado Matsyasana
  • Postura de la vela
  • Postura saludo al sol
  • Postura saludo del guerrero.

Cada postura permite, que cada músculo trabaje su área específicamente, por lo que ayuda a disminuir la grasa acumulada en las distintas partes del cuerpo.

¿Cuáles son los beneficios del yoga para la salud?

posiciones de yoga para adelgazar

Si no conoces los beneficios de la práctica de yoga, no te preocupes que a continuación dejaremos las más relevantes, después de saberla no querrás dejar de practicar esta excelente disciplina. Estos son:

Disminuye las contracturas y las tensiones: Cuando se hace las prácticas periódicamente de manera natural, se libera las tensiones que se acumulan diariamente, bien sea, en lo mental o físico.

Se incrementa la paz interior: Evidentemente, la paz verdadera la encontramos en nuestro interior; al combinarla con la meditación, viene siendo las herramientas más eficaces para poder “minimizar los demonios” y poder lograr el equilibrio entre la mente y el cuerpo, es el camino más seguro para vivir mejor.

El sistema inmunológico se fortalece: Cuando estamos llenos de preocupación, depresión u estrés, nos desequilibramos de tal manera, que el sistema inmunológico se desequilibra y empiezan a surgir enfermedades, la recuperación de la estabilidad es igual a salud.

Incita a vivir con una mejor conciencia y presente: La mente, en ocasiones se desestabiliza y parece un mono en jaula, va al pasado y luego brinca al futuro y así viceversa, con muy poco registro del presente. Sin embargo, cuando se práctica una disciplina meditativa, nos estimula a conectarnos con el hoy y de esta manera mejorar la calidad de vida.

Las relaciones sociales mejoran: quienes practican yoga, se llena de positivismo y energía, debido a la relajación mental. Es por eso que, ese bienestar interior es transmitidos a las demás personas  contagiando todo alrededor.

Renueva las energías: Al tomarnos unos minutos, para hacer respiraciones conscientemente, relajar la mente y estirar el cuerpo, reponemos la energía pérdida después de un largo día lleno de presión.

Ayuda a la postura y la flexibilidad: el yoga contribuye en el desarrollo de un cuerpo flexible, fuerte y con unos músculos más tonificados.